Acoso escolar: un año para contarlo, en el mejor de los casos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

>Desciende el número de casos atendidos por el Teléfono ANAR
>El 37% no lo cuenta
>El ciberacoso es cosa de chicas: 65% de los casos

Un 37% de los niños y adolescentes que sufren acoso escolar no se lo cuenta a sus padres. Y los que sí lo hacen, un 63%, tarda entre 13 y 15 meses de media en pedir ayuda. Es decir, más de un año sufriendo en silencio en el mejor de los casos.

Consulta el estudio completo sobre acoso escolar y cyberbulling del Teléfono ANAR.

Consulta el estudio completo sobre acoso escolar y cyberbulling del Teléfono ANAR.

Son datos del último Estudio del sobre Acoso Escolar y Cyberbulling de la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña, que se basa en las consultas y peticiones de ayuda que reciben en el Teléfono ANAR.

El acoso escolar o el ciberacoso que sufren los afectados suele durar más de un año y se sufre de forma casi diaria. No es de extrañar que el 90% de las víctimas presente problemas psicológicos entre los que destacan ansiedad, síntomas depresivos y miedo permanente.

En contraposición, un dato positivo: el número de casos registrados en el Teléfono ANAR ha bajado a la mitad en 2017. El estudio atribuye el descenso a “la actitud más decidida de las administraciones públicas y colegios en activar los protocolos anti-acoso, la mayor sensibilidad social y la diversidad de agentes involucrados”.

De hecho, los afectados valoran mejor la actitud de los profesores que en años anteriores, ya que, aunque manifiestan que sólo reaccionaron en el 51,6% de los casos, también afirman que lo hicieron con mayor contundencia.

Otro dato positivo: siguen aumentando los casos en los que el menor acosado se enfrenta a sus agresores, ya que los que decidieron dar este paso pasaron del 51,1% en 2016 al 54,5% en 2017. En cyberbullying, sin embargo, la proporción se redujo desde el 66,7% de 2018 al 61,7% en 2017.

 

El 53,2% de los afectados por acoso escolar en 2017 fueron varones y el 46,8% mujeres, con una media de edad de 10,9 años. En cyberbulling, los porcentajes según el género se invierten (ver más abajo).

El estudio evidencia, por otro lado, que mientras la proporción de varones que acosan se mantiene, se ha reducido de forma significativa la proporción de mujeres que lo ejercen (de un 25,7% en 2016 a un 18,3% en 2017 en acoso escolar.

A continuación veremos cómo varía la casuística cuando el acoso tiene lugar en lugar en la vida digital.

Cyberbulling

El 25% de los casos atendidos por el teléfono ANAR (146 de 590) fue considerado cyberbulling. La cuarta parte de ellos no se lo cuenta a sus padres.

Las edades de los afectados por cyberbulling se sitúan entre los 10 y los 13 años. Las víctimas de acoso escolar en general comienzan a sufrirlo a los 9,8 años y 12,2 años en ciberbullying.

Aquí el porcentaje de chicas afectadas es mayor al de chicos: el 65,6% de los casos registrados les ocurre a ellas. La edad media, en el caso de las chicas acosadas, es de 13,5 años.

Dice el Teléfono ANAR que ha disminuido, sin embargo, el porcentaje de chicas que ejercen cibercacoso: un 23% en 2017 frente a un 39% en 2016.

 

Este tercer estudio sobre acoso escolar es el único que se realiza en España que toma como base las afirmaciones y sentimientos de los chicos y chicas que lo sufren. En esta ocasión está basado en las 36.616 llamadas recibidas durante el año pasado en el Teléfono ANAR relacionadas con el bullying y, más en concreto, en los datos recogidos de los 590 casos contrastados y gestionados.

La Fundación Mutua Madrileña y la Fundación ANAR vienen desarrollando desde hace tres años un amplio plan de acción de lucha contra el acoso escolar en España que se desarrolla en tres ámbitos diferentes de actuación: acciones de prevención en 150 colegios públicos y concertados de forma anual; campañas de sensibilización orientadas a dar visibilidad al problema ante padres, profesores y alumnos, así como elaboración de materiales informativos y de apoyo; y también, el studio sobre la realidad del problema, su evolución y características, con el fin de orientar mejor el plan de acción anual.

Comparte.