Cómo innovan los que innovan

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

“Innovación” es la palabra más pronunciada en los foros sobre educación. Es la palabra de moda. Ya casi una palabra hueca.

Hablamos entonces de “centros innovadores”, pero, como recordaba Carlos Magro en esta reciente entrevista, “falta mucha investigación” sobre estos centros, sobre su punto de partida, su evolución y sus resultados. Sin embargo, señalaba, vamos conociendo un mínimo común denominador: “Tienden a una cultura colaborativa, a abrir las aulas y los centros, a abrir el currículum”.

La semana pasada se celebró en Madrid el III Encuentro de Centros Innovadores organizado por el profesor Pere Marqués, en colaboración con CECE y la Asociación Espiral. Durante la jornada, Marqués presentó las conclusiones de la investigación llevada a cabo por su grupo, Didáctica, Innovación, Multimedia (DIM-EDU), en los últimos dos años con la colaboración de más de 500 centros educativos innovadores.

Debate sobre la formación inicial docente en el III Encuentro de Centros Innovadores de Madrid, organizado por Pere Marqués, DIM-EDU y CECE.

Debate sobre la formación inicial docente en el III Encuentro de Centros Innovadores de Madrid, organizado por Pere Marqués, DIM-EDU y CECE.

El estudio de todos ellos, a través de extensas y detalladas encuestas, busca puntos de convergencia que permitan trazar unas guías definidas sobre las que discurre la transformación educativa con unas mínimas garantías de éxito (también en la mejora de los resultados).

La investigación Centros Innovadores sigue viva (hasta 2021) y es complementada, a su vez, con el proyecto “100 ciudades, 100 jornadas de innovación educativa”, en el que, a lo largo de tres años se espera la participación de unos 15.000 docentes de 2.000 centros españoles. Esta semana, por ejemplo, el Encuentro se celebra en Alicante.

Este segundo proyecto tiene como objetivo la formación y la orientación sobre innovación y transformación educativa basada en el conocimiento y la experiencia de aquellos centros innovadores ya consolidados. Y además, persigue ampliar la actual Red de Centros Innovadores que hacen divulgación de sus prácticas y su recorrido.

Extracto de la investigación Centros Innovadores.

Innovar para mejorar

A los investigadores les interesa saber si los cambios que introducen los centros repercuten en una mejora de los resultados académicos y en una disminución del fracaso escolar.

Marqués, pionero en la investigación sobre el uso didáctico de la tecnológía en España, sostiene que ésta ha demostrado mejorar la motivación y la atención de los alumnos, pero no los resultados académicos. No obstante, es una pata más sobre las que se está construyendo la transformación educativa en España.

Tal y como se puso de manifiesto en el Encuentro de Centros Innovadores, la tecnología (si se usa con una competencia digital alta) facilita procesos y simplifica tareas, y con ello contribuye a que más profesores se animen a innovar en su didáctica y en su organización, con el trabajo ingente que ello conlleva.

Las demás claves de la transformación educativa, según la investigación, son las siguientes:

  • Actualización curricular
  • Renovación metodológica y en evaluación
  • Gestión del profesorado y apoyo al mismo.
  • Comunicación y colaboración con las familias y el entorno…

Todo ello está interconectado, forma parte de un sistema, como recordaron algunos de los participantes en el Encuentro de Madrid: un cambio, para que sea significativo, depende de otros cambios previos y genera otros cambios.

Y todo eso depende de una figura considerada “esencial”: la dirección y su capacidad para liderar la estrategia de cambio.

“Las innovaciones puntuales llevadas a cabo por grupos de profesores innovadores están bien, y deben apoyarse, pero si lo que se quiere es mejorar la acción formativa del centro y mejorar el desarrollo personal y los aprendizajes de todos los estudiantes, entonces se requiere una innovación global a nivel de todo el centro”, comenta el investigador.

El Plan de Centro

La investigación de Marqués y DIM-EDU ha constatado que entre los centros innovadores de referencia (aquéllos que llevan más de cinco años y que han cosechado resultados), el 89% puso en marcha un plan de innovación de centro (a 3 o 5 años) con estos tres ejes: curricular, metodológico y tecnológico. Y el 91% evalúa anualmente la implementación del plan y su impacto.

Además, el 81% dispone de un coordinador de innovación, que asesora en el diseño del plan, lo gestiona, lo evalúa…

El Plan de Innovación de Centro no es tal si no se programa unos objetivos y una estrategia global para alcanzarlos. En ello incidió Alfredo Abad, del Colegio Tajamar, en la conferencia que impartió en el Encuentro de Centros Innovadores de Madrid.

“La mayoría de los proyectos innovadores fracasan porque no sabemos adónde queremos ir”, incidió. Sin eso, añadió, “no sabemos qué pasos dar ni en qué punto dar marcha atrás”. “No estamos evaluando porque no sabemos qué evaluar”, describió. Para combatir esa falta de perspectiva, sugirió utilizar los KPI (Key Performance Indicators) del mundo empresarial: plantearse “cosas medibles y evaluables en el tiempo”. Después vendrá el ‘cómo’ alcanzar los objetivos planteados. Primero, la estrategia. De ella, la táctica. Y de ella, los procedimientos que hay que emprender.

“Innovar es utilizar la metodología mejor para cada cosa”, subrayó.

Sembrar para recoger

Volvemos a la investigación…

La encuesta que DIM-EDU hace a los centros innovadores (tanto los que comenzaron hace años como recientemente) consta de 92 preguntas sobre otras tantas acciones.

De acuerdo a los resultados recabados hasta este año, los investigadores afirman que “la clave del éxito está en realizar de forma más continuada e intensa las 92 actuaciones” descritas, pues “se observa que los centros que obtienen poco impacto de mejora en los resultados realizan muchas menos de estas actuaciones innovadoras”.

También depende del tiempo que lleven trabajando así. De los 521 centros encuestados, el 60% cree que ha mejorado el aprendizaje de los alumnos; el 51%, que ha mejorado el rendimiento académico; el 43%, que ha disminuido el fracaso escolar.

Sin embargo, si reducimos la muestra a los 145 centros innovadores de referencia (aquellos que llevan sembrando más de cinco años y han evaluado su impacto), vemos que:

  • El 99% cree que han mejorado el aprendizaje.
  • El 93%, que han mejorado las notas.
  • El 89% que ha disminuido el fracaso escolar.

Extracto de un gráfico sobre los resultados de la innovación en la investigación de Centros Innovadores de Pere Marqués y DIM-EDU. Pinchar para ver el gráfico completo.

Pero también encontramos otros logros significativos:

  • El 100% cree que ha mejorado la satisfacción del alumnado en clase y en el centro, así como su desarrollo personal de los alumnos y su capacidad para tomar decisiones positivas y eficaces (“inteligencia ejecutiva”).
  • El 98% considera que ha mejorado la satisfacción de las familias con los profesores y el centro.
  • El 98% aprecia una mejora de la competencia didáctica en el profesorado. El 94% refiere lo mismo en cuanto competencia digital de los docentes.
  • El 97% observa mejoras en la “cultura de centro”: clima de orden, respeto personal, afecto, alegría y entusiasmo por aprender y hacer cosas…
  • El 96% constata mejora en la competencia digital del alumnado
  • El 95% ve a su profesorado más satisfecho con el centro.
  • El 85% ha aumentado su demanda de plazas.

Veamos cuáles son esas cosas que hacen en su mayor parte esos centros de referencia en innovación, según las áreas investigadas por DIM-EDU.

Los porcentajes reseñados corresponden a los centros que afirman llevar a cabo las actuaciones detalladas:

ACTUALIZACIÓN CURRICULAR

  • 98% > El centro y los profesores prestan una especial atención a la formación en valores de los estudiantes (afecto, responsabilidad, esfuerzo, generosidad, igualdad de género…)
  • 98% > En los últimos años los equipos docentes han revisado los objetivos y contenidos de cada curso y materia (actualización, integración competencias transversales…).
  • 94% > Se ha integrado la competencia audiovisual y digital en el currículum de los cursos (edición audio/vídeo, recursos TIC, buscar información comunicarse, redes, seguridad en Internet…).
  • 94% > En los últimos años se ha hecho una revisión del Proyecto Educativo de Centro.
  • 90% > Han integrado en el currículum sesiones sobre habilidades sociales y comunicativas (resolución de conflictos, mediación, oratoria, teatro…).
  • 86% > Organiza el currículum con un enfoque competencial.
  • 82% > Han integrado proyectos interdisciplinares en el currículum de cada curso

La investigación sintentiza los hallazgos en este campo así:

“Los centros de referencia llevan a cabo currículum por proyectos, enfoque competencial, proyectos interdisciplinares, inteligencias múltiples, gestión emocional, rutinas de pensamiento, integración en el barrio…”

METODOLOGÍA

  • 98% >Los últimos años han actualizado los recursos (libros y contenidos digitales) que se usan.
  • 97% > Hay reuniones periódicas de coordinación y para compartir recursos y buenas prácticas entre docentes.
  • 95% > Se fomentan metodologías activas para “aprender haciendo” (aplicar, descubrir, resolver, crear).
  • 95% > Se incentiva la curiosidad (formularse preguntas), creatividad y pensamiento científico/crítico (buscar y contrastar respuestas, Thinking Based Learning)
  • 93% > Se personalizan las tareas (adaptaciones, repasos, múltiples estrategias metodológicas) según el conocimiento de los alumnos, sus intereses y necesidades educativas (inclusividad).
  • 91% > Se hace evaluación formativa continua para aprender del error con feed back (sobe el proceso y el resultado) orientado a lograr el éxito del alumno.
  • 88% > El profesorado adopta un rol mediador y asesor de aprendizajes que van construyendo los alumnos más que el rol tradicional de transmisor/evaluador.
  • 88% > Se aplica aprendizaje de servicio en el aula (aprendizaje cooperativo, tutoría/asesoría entre alumnos, coevaluación…).
  • 86% > La corrección de proyectos y otros trabajos se hace entre toda la clase mediante exposiciones públicas de los alumnos (con pizarra digital).
  • 85% > En algunos casos se desdoblan las clases en grupos reducidos o se realiza codocencia (varios profesores en la misma aula, asignaturas compartidas).
  • 84% > Los alumnos colaboran en elaborar normas de convivencia y resolver conflictos (como mediadores o jueces).
  • 79% > Se fomenta la autoevaluación por parte de los alumnos (mediante ejercicios/cuestionarios autocorregibles, solucionarios, rúbricas, dianas, portafolios…)
  • 75% > Cuando conviene, se trabaja con grupos, tiempos y programas flexibles (se rompe la rigidez de los horarios y grupos fijos).
  • 73%> Cada profesor tiene su espacio docente online con recursos para alumnos (web/blog docente). 

ESTRATEGIA DE PERESONAL DOCENTE

Según la investigación, en los centros de referencia los profesores actúan más como investigadores del aula y participan en proyectos de investigación; también reciben más formación y apoyo inmediato del centro cuando lo necesitan en su quehacer cotidiano.

  • 95% > El centro fomenta que se realice formación entre profesores (compartir buenas prácticas y recursos, habilidades TIC…)
  • 94% > Los profesores tienen adecuada competencia digital como ciudadanos y como docentes. Han recibido cursos de pizarra digital (87%), plataforma educativa (88%) y tablets o portátiles (88%).
  • 92% > Hay un plan de formación continua del profesorado en Didáctica y uso de TIC que considera sus necesidades (sobre motivación al alumnado, tutoría, gestión y control de aula, diversidad, proyectos, aprendizaje cooperativo, evaluación, nuevos recursos).
  • 92% > La dirección apoya los proyectos innovadores y la formación “a medida” que solicitan los profesores (por ejemplo, liberando de clases…)
  • 88% > Los profesores comparten recursos y participan en proyectos de innovación (con universidades y otras instituciones), jornadas, visitas a centros, redes docentes.
  • 88% > Se va orientando al profesorado para que sean “investigadores en su aula” (experimentar y autoevaluar su práctica para mejorar resultados)

TECNOLOGÍA

  • 95% > El centro tiene un profesor coordinador TIC.
  • 94% > Hay algunos dispositivos digitales de apoyo en las aulas (portátiles, tabletas). Y los alumnos los usan en actividades de aula en el 85% de los casos.
  • 93% > Hay plan de mantenimiento de recursos TIC (puede tener un técnico informático o externalizarlo).
  • 90% > Hay un plan de integración progresiva de las TIC.
  • 90% > Hay normativa de uso de recursos TIC y de averías.
  • 88% > Se ha proporcionado formación a los profesores sobre el uso didáctico de herramientas y recursos digitales, así como sobre la plataforma de gestión.
  • 86% > El profesorado hace que los alumnos usen libros y contenidos digitales
  • 86% > En trabajo grupal usan a veces documentos compartidos y espacios online colaborativos.
  • 86% > El centro tiene plataforma de gestión (también se usa en gestión de tutoría y evaluación: expedientes, notas…
  • 76% > Autorizan en determinadas circunstancias el uso de teléfonos móviles en clase. Algunos centros indican que no autorizan el uso de los smartphones por considerarlo innecesario, ya que sus alumnos disponen de una tableta.

Resultados de la encuesta de DIM-EDU sobre el uso de teléfonos móviles en clase en los centros innovadores que sí admiten su utilización.

 

 

 

Comparte.