La FP sigue su trayectoria ascendente

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La matrícula de alumnos en Formación Profesional sigue creciendo este curso y mantiene la tendencia de la última década, acentuada en los últimos cinco años. Así lo demuestra la estadística oficial del Ministerio, actualizada con los últimos datos de septiembre de 2020.

Los ciclos de Grado Superior incorporan a 30.423 alumnos, lo que supone un 6,9% que el curso pasado. 394.631 estudiarían en modalidad presencial y 76.179 a distancia.

Y la FP de Grado Medio se incrementa en 14.639 (+3,9%), de los cuales 352.280 cursan en presencial y 33.179 a distancia.

La FP Básica cuenta con 1.432 alumnos más (+1,9%). En conjunto, el Ministerio de Educación y FP celebra que las enseñanzas de Formación Profesional hayan crecido más de un 5% este curso y mantengan el crecimiento sostenido de los últimos años.

Sin embargo, este curso 20-21, el crecimiento anual de la FP de grado medio no ha superado al del Bachillerato, como venía ocurriendo en los tres últimos años. Si bien el alumnado que estudia Bachillerato duplica al de FP de grado medio, la evolución de las cifras reflejaba con claridad el creciente interés por la FP presencial al terminar la ESO: en el curso 18-19, mientras Bachillerato cayó en 6.000 alumnos, FP creció en 3.000; en el 19-20, mientras que uno aumentaba en 7.000 alumnos, la otra lo hacía en 9.000. En el curso 17-18 el Bachillerato incluso contó menos alumnos que el curso anterior, cuando la FP mantuvo el tipo.

Este mes de septiembre de 2020 el Bachillerato presencial ha crecido en unos 14.000 alumnos y la FP de grado medio en unos 11.000. Pese a ello, no se ha roto el llamativo crecimiento sostenido de la FP de grado medio, que en los últimos cinco cursos ha ganado 32.888 alumnos en su modalidad presencial, el triple que el Bachillerato (11.161).

El aumento demuestra la consolidación de las enseñanzas profesionales entre los jóvenes españoles, aunque aún nos queda mucho para alcanzar los estándares europeos y de la OCDE, donde el alumnado que opta por enseñanzas profesionales tras la enseñanza obligatoria es el doble que en España.

Aquí la Formación Profesional se beneficia de la perspectiva que da la edad, ya que donde es más llamativo el aumento es en los ciclos formativos de grado superior, a los que muchos jóvenes acceden después del Bachillerato e incluso después de haber probado suerte en la universidad.

En los últimos cinco años la FP de grado superior presencial ha ganado 61.552 alumnos, según las estadísticas del Ministerio. Por el contrario, la Universidad ha venido registrando una caída de la matrícula: 25.000 menos entre 2015 y 2018, aunque recuperó la mitad en el curso 2019-20. Sin embargo, no hay estudios que demuestren un supuesto trasvase de alumnado universitario a FP ni que más jóvenes opten por la FP justo al terminar el Bachillerato.

Por otro lado, también hay que destacar el crecimiento de la FP superior a distancia, que en 10 años ha pasado de tener 14.000 a 67.000 estudiantes.

La caída en Infantil y Primaria

La estadística que publica anualmente el Ministerio de Educación y FP muestra otro dato relevante: la pérdida de alumnado en Educación Infantil y Primaria como consecuencia del descenso de la natalidad.

Si echamos la vista atrás, vemos que la matrícula de 0-3 y de 3-6 ya lleva años cayendo, y que, en consecuencia, la de Primaria ha empezado a descender más recientemente: en el curso 17-18. Estos gráficos generados por la propia base de datos del Ministerio así lo muestran:

 

Comparte.