El Gobierno apuesta por el impulso de la FP junto a los agentes sociales

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
El presidente, Pedro Sánchez, y la ministra Isabel Celaá se reúnen con los líderes de CEOE, CEPYME, CCOO y UGT, pero no concretan ninguna medida de impacto

Desde el minuto 1, el actual Gobierno socialista puso el acento en el impulso de la Formación Profesional. Isabel Celaá, nombrada ministra de Educación y Formación Profesional, dijo en su discurso que la FP tenía que formar parte de la “marca España”.

Este lunes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reunió en Moncloa a los dirigentes de la patronal CEOE, de CEPYME y de los sindicatos CCOO y UGT, junto a Celaá, para hablar de ese pretendido impulso a la Formación Profesional. Sin embargo, al menos por lo que ha trascendido públicamente, la reunión se resolvió con unas fotos y una declaración de intenciones. Ninguna medida concreta que marque la agenda política en materia de Formación Profesional.

El presidente reiteró que “es voluntad del Gobierno dar un impulso estratégico rápido y urgente a todo el sistema de FP como pieza clave para garantizar la fortaleza competitiva y la mejora de la empleabilidad en España”.

Según fuentes del Ministerio de Educación, la reunión ha servido “para iniciar una gran alianza de país por la modernización de la Formación Profesional con el fin de contribuir al crecimiento económico con cohesión social y empleo digno”.

“Es imprescindible abrir un escenario de trabajo compartido para que las empresas y los agentes sociales sean protagonistas directos de una Formación Profesional más moderna e innovadora, tal y como merece este país”, ha expuesto Isabel Celaá. La ministra ha hecho un llamamiento a su corresponsabilidad e implicación: “Un país sin una FP de calidad es un país sin futuro”.

Pero este discurso no es nuevo. El impulso de la Formación Profesional lleva años en boca de los Gobiernos, tanto centrales como autonómicos, dadas las frecuentes llamadas de atención del mercado laboral sobre el problema para encontrar determinados perfiles profesionales que hacen falta para responder a las necesidades de una economía competitiva sobre todo en relación con la sociedad digital y con la industria 4.0. Pero al menos desde el Gobierno central no se ha impulsado ninguna medida de impacto desde el Decreto de la FP Dual de 2012, llamado a ser modificado de manera urgente desde hace dos años.

Las necesidades del mercado laboral siempre han ido más deprisa que el registro de cualificaciones profesionales y que la actualización de los títulos de FP, y ése es precisamente uno de los focos de atención del Ministerio, que quiere acelerar la adecuación de eso mismo con la demanda de competencias y perfiles profesionales que demanda el mercado y que va variando cada vez más rápido.

De la reunión de hoy en Moncloa sólo ha salido una reiteración de eso mismo. Contaron fuentes del Ministerio que el Gobierno quiere “hacer partícipes a las empresas y a los sectores productivos en el Observatorio del Instituto Nacional de Cualificaciones (INCUAL)” y que “los agentes sociales también intervendrán en el diseño de los nuevos títulos de FP para dar respuesta a las necesidades de capital humano que requiere el mercado laboral”. Eso no es ninguna novedad per se. 

Los agentes sociales ya forman parte del Consejo General de la Formación Profesional, órgano de asesoramiento al Gobierno en materia de Formación Profesional, incluida la elaboración y actualización de títulos. Mientras no concreten si va a variar o a intensificarse la participación de los mismos, no hay novedad alguna.

“El Gobierno se compromete a simplificar los mecanismos de diseño y la actualización de las nuevas titulaciones para que estén disponibles a tiempo con el fin de dar una respuesta rápida y eficaz a las necesidades de los tejidos productivos de cada territorio”, señala la nota de prensa del Ministerio de Educación. “También se ha propuesto a los agentes sociales que participen en la formación y actualización del profesorado, mediante estancias en empresas, y que velen por garantizar la calidad de las estancias formativas de los alumnos y alumnas en las empresas”.

Las voces más expertas en FP y los cada vez más frecuentes informes sobre las necesidades de la FP que desfilan por congresos, instituciones y administraciones en nuestro país en los últimos años señalan las estancias de formación del profesorado en empresas como una necesidad para modernizar la Formación Profesional, pero de la reunión de hoy no ha salido ninguna medida que concrete algo al respecto.

Al menos, sí ha quedado una escenificación de que CEOE y sindicatos van a trabajar por ello en el corto y medio plazo.

Justo antes de acudir a la reunión en Moncloa, en una entrevista en Radio Nacional, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, llamó a las empresas a que se “involucren” más en la formación de las nuevas generaciones, tanto en FP como en la Universidad. Y lanzó un mensaje de reconocimiento de la importancia de la FP: “La FP es una de las claves del futuro de este país”, dijo.

El Ministerio de Educación ha señalado que quiere potenciar la FP Dual –que actualmente representa el 2,5% del total de alumnos de Formación Profesional– “definiendo un marco flexible para las distintas realidades de los tejidos productivos de cada territorio”. En esto último estaba trabajando el anterior titular del Ministerio, Íñigo Méndez de Vigo, cuando el PP abandonó el Gobierno tras la moción de censura.

Comparte.