En busca de evidencias: transformar la educación desde la evaluación rigurosa y el conocimiento compartido

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Son tantos los proyectos educativos que un día marcaron a una promoción y luego se perdieron “como lágrimas en la lluvia”, que dirían en Blade Runner… Tantos los proyectos que se quedaron a mitad de camino o sin evaluar por un cambio de dirección. Y tantos los proyectos geniales y sólidos que llevan años dando buenos resultados en un colegio sin que nadie más los conozca.

La escasez de evidencias educativas consustancial al sistema educativo español y a su pobre cultura de la evaluación lleva años en el punto de mira como un déficit que urge resolver. Incluso la ministra Celaá ha introducido en su discurso la necesidad de generar evidencias educativas sobre las que fundamentar las políticas y la transformación del sistema. Las evidencias pueden servir de referencia a otros en condiciones y contextos similares, pero también son fuente de estudio para investigadores y gestores de la educación.

Por ello la Fundación Bancaria ‘la Caixa’ lo ha convertido en uno de los ejes de su acción social y éste es el segundo curso que lanza la convocatoria ‘Tus ideas transforman’, un proceso de evaluación, sistematización y documentación de evidencias que persigue ayudar a los centros educativos a implantar una cultura de la evaluación y a que sus logros, una vez validados, puedan compartirse y ser replicados en otros centros.

“Creemos en los docentes y en su capacidad transformadora, pero también creemos que para transformar la educación es preciso construir una cultura del conocimiento a partir de las evidencias de impacto que los docentes sepan generar en el aula. Es fundamental tomar conciencia de la necesidad de generar evidencias y compartir el conocimiento”, explican fuentes de EduCaixa, el programa de educación de la Fundación.

Todo aquel centro que quiera generar una evidencia sobre el desarrollo de competencias en educación desde Infantil hasta Bachillerato y FP puede presentar sus proyectos a través de la web de EduCaixa, donde también pueden consultarse las bases de la convocatoria, abierta hasta marzo.

Evaluación, sistematización y documentación son las tres fases por las que pasarán los proyectos educativos que sean seleccionados una vez se cierre el periodo de presentación de candidaturas. El proceso implica la formación al profesorado, el acompañamiento por parte de instituciones de investigación de reconocido prestigio y una dotación económica para el centro que cubrirá el desarrollo de todo el proceso.

Los proyectos presentados serán sistematizados e implantados en otros centros, y sus resultados serán evaluados por los expertos investigadores, de manera que pueda generarse una evidencia de impacto que luego será documentada y puesta a disposición de toda la comunidad educativa.

“Una sistematización y una documentación adecuadas permitirá a cualquier docente o centro implantar con rigor y con éxito un proyecto educativo probado”, explican en EduCaixa. “Por otro lado, el docente o el centro que pasen por estos procesos de evaluación, sistematización y documentación desarrollarán unas capacidades que podrán aplicar en adelante con otros proyectos y, además, le permitirá entender e implementar mejor evidencias generadas por otros”.

Por último, EduCaixa ofrecerá la posibilidad de participar en una evaluación de impacto a gran escala con la Education Endowment Foundation como partner internacional. Precisamente EduCaixa ofrece en su web un amplio repositorio de evidencias educativas recabadas por Education Endowment Foundation en otros países sobre múltiples aspectos del trabajo en el aula, las características del alumnado, el papel de los padres, la convivencia, el fracaso escolar… Están a disposición de cualquier miembro de la comunidad educativa, gestores y administraciones e investigador.

Comparte.