Las Acacias-Montecastelo (Vigo): “Los colegios no podemos ser parte del problema. Es importante no generar estrés”.

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
Este colegio presta especial atención al contacto personal con alumnos y familias cada semana y, si bien docentes y estudiantes se conectan por internet todos los días, procuran que las tareas se hagan con libros y cuadernos

El relato de este director ilustra la transformación digital acelerada que están viviendo muchos colegios en muy pocos días debido a la crisis del coronavirus. “En algunas materias, algunos profesores ya venían trabajando con Google Classroom y yo me decía: a ver si en un año conseguimos que todos trabajen ya en la plataforma. Me maravilla ver que conseguimos hacerlo en un solo día”. Ocurrió hace dos semanas en el Colegio Las Acacias-Montecastelo de Vigo, según nos cuenta su director, José Manuel Rodríguez.

Con la ayuda de los docentes con mayor experiencia digital, todos los demás configuraron sus asignaturas y sus clases en Google Classroom un par de días antes de que se decretara el estado de alarma. El primer día lectivo en cuarentena, a las 9 de la mañana, los docentes estaban listos para conectarse al “tablón” de Classroom con sus alumnos de acuerdo al horario presencial de siemprem y también tenían fijadas las tareas del día. “Estoy admirado y orgulloso de mi profesorado”, dice José Manuel. “Desde el minuto 1 estaban todos conectados”.

No es una conexión obligatoria para los alumnos, precisa el director. “Los profesores se conectan a su hora y están disponibles para los alumnos que lo deseen”. Ahí el profesor puede subir vídeos propios con explicaciones, indicar enlaces a contenidos online y responder a preguntas de los alumnos por escrito.

El objetivo, hasta ahora, ha sido afianzar lo aprendido, salvo en 2º de Bachillerato, donde sí se avanza materia porque los estudiantes deben presentarse a la EBAU. En este curso, los profesores graban sus clases y las suben a la plataforma, y también hacen clases por videoconferencias.

Los hermanos tiran unos de otros en la tarea diaria. (Foto: Colegio Las Acacias-Montecastelo)

Los hermanos tiran unos de otros en la tarea diaria. (Foto: Colegio Las Acacias-Montecastelo)

Atención personal a alumnos y familias

Pero en Las Acacias-Montecastelo no sólo se pensó desde un primer momento en lo académico, sino en la capacidad y el ánimo de las familias para atender la continuidad escolar de sus hijos. “Estamos en una situación extrema y muy dura, y los colegios no podemos ser parte del problema, sino la solución”.

Éstas fueron algunas de las decisiones que se tomaron en ese sentido, según el director:

  • “Procuramos que las tareas que se mandan se hagan con los libros y en los cuadernos para evitar congestionar los dispositivos digitales que haya en las casas, así como la conexión”.
  • El tutor habla todas las semanas con todos los alumnos de su clase o con sus familias, bien por videoconferencia, bien por teléfono. “La tarea del tutor en esta situación es acompañar y tirar del que vea que se viene abajo. Para eso es necesario que haya un contacto constante”, señala el director.

“Mientras haya internet, podemos seguir. Pero es importante no generar estrés, ser flexibles, ir con mucho tacto…”, apunta José Manuel. Sin embargo, en 2º de Bachillerato la exigencia y la tensión se mantienen.

“De momento, lo que percibimos es que los alumnos están siendo muy responsables, sobre todo los mayores, desde 5º de Primaria; y que en las familias unos hermanos tiran de otros”, cuenta. “Las familias están muy agradecidas por cómo se está trabajando. Pero es un trabajo de todos juntos. Se trata de ser una piña en estos momentos”.

La formación práctica en FP

En Las Acacias-Montecastelo también imparten FP y, además, ciclos formativos “donde es preciso cablear”, como Electricidad o Robótica Industrial.

“Haremos la formación práctica con simuladores, lo que se pueda, o a través de proyectos”, explica José Manuel. Y para los que ahora están en 1º, el director ya prevé que habrá que reforzar su formación práctica el curso que viene.

Comparte.