Laura Morillas, directora del INTEF

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

“España es pionera en la UE en el desarrollo de la competencia digital docente”

Por la actividad que prodiga en su blog, el Instituto de Tecnologías Educativas y Formación del Profesorado (INTEF) es una caldera en la que constantemente están echando “más madera”. El ritmo que imprime la innovación tecnológica y las prospecciones de cambio permanente a las que nos aboca es vertiginoso, pero Laura Morillas no parece acusar cansancio por ello. Muy al contrario, su energía pone el foco en todo lo que queda por hacer desde el INTEF.

La larga entrevista que ha concedido a Actualidad Docente puede desglosarse en las siguientes cuatro áreas de interés para el profesorado [puedes pinchar en cada una para ir directamente a cada bloque de preguntas]:

  1. Competencia Digital Docente y aplicación de un Marco Competencial.
  2. Formación del profesorado.
  3. Evidencias de impacto
  4. Enseñanza con tecnología: nuevos enfoques y metodologías.
  5. Pensamiento computacional en el curriculum.


P. Mientras los focos están puestos en las dificultades de alcanzar un pacto educativo, el INTEF, del Ministerio, sin hacer apenas ruido, ha conseguido ponerse de acuerdo con la comunidad docente y con las CCAA en la elaboración detallada de un Marco de Competencia Digital Docente.  ¿Cómo se ha llevado a cabo ese proceso?

R. El trabajo en materia de competencia digital docente se ha llevado a cabo a través de una Ponencia en la que han participado expertos, docentes y representantes de CCAA y Universidades. En octubre de 2017 se publica la última versión del Marco Común de Competencia Digital Docente que ha venido elaborando esta ponencia y que proporciona los cimientos sobre los que desarrollar una formación adecuada a las necesidades del docente en materia de competencia digital.

La retroalimentación recibida en el proceso de validación del Marco de Competencia Digital Docente de Enero 2017 demuestra que es ampliamente aceptado y reconocido tal y como se encuentra en la versión actual. Sin embargo, se tienen en cuenta las propuestas de mejora recibidas para convertir el Marco en una guía más accesible y de referencia para el profesorado.

P. También han desarrollado el Portfolio de Competencia Digital Docente, para que cada docente pueda evaluar su competencia de acuerdo al Marco.

R. Así es. Está disponible disponible para la comunidad educativa desde octubre de 2017. Establece, además, un itinerario personalizado de aprendizaje para mejorarla la competencia.

Tanto en este caso, como en el del Marco de la Competencia Digital Docente, desde un principio se ha trabajado de forma conjunta; aportando distintas visiones, opiniones, dudas, sugerencias e inquietudes,  apoyándonos en el propio trabajo que muchas de las Comunidades ya tenían avanzado en materia de competencia digital docente, realizando el proceso de validación del Marco y del Portfolio, y en definitiva, logrando que el resultado sea fruto del esfuerzo, empeño y trabajo de todos.

Sólo así las propuestas resultantes pueden tener dimensión estatal y aprobación y consenso general.

P. ¿El marco competencial tendrá carácter normativo?

R. En 2018 está previsto que el gobierno publique la aplicación normativa correspondiente para la certificación de la competencia que cada docente acredite a través del Portfolio de la Competencia Digital Docente.

P. ¿Cómo está la competencia digital de los docentes españoles en relación con otros países de la UE?

R. En palabras de la propia Unión Europea, España es país pionero en la implantación, aplicación, evaluación y reconocimiento de la Competencia Digital Docente a través de un servicio digital como el Portfolio y en la introducción de credenciales digitales abiertas para el reconocimiento de competencias. En el evento sobre competencia digital organizado en Bruselas en mayo de 2017, y cuyo resumen puede leerse en el blog del INTEF, se subrayó el papel de España en cuanto al trabajo en esta materia.

Además, el INTEF colabora estrechamente con JRC-Sevilla, centro dependiente de la Comisión Europea, en el pilotaje de la herramienta de autoevaluación de la competencia digital de centros educativos, llamada SELFIE; ha diseñado y lanzado una primera edición bilingüe de un MOOC sobre el Marco de Competencia Digital de Centros Educativos, en septiembre de 2017, en cuyo diseño ha participado JRC-Sevilla igualmente, y que posiblemente, y a petición de JRC, volverá a lanzarse en mayo de 2018, coincidiendo con la segunda fase del pilotaje de SELFIE, que va a coordinar INTEF a nivel nacional.

Esquema de una de las competencias digitales del Marco Común de Competencial Digital Docente

Esquema de una de las competencias digitales del Marco Común de Competencial Digital Docente

P. El INTEF (así como las Administraciones autonómicas) promueve muchos cursos masivos online y ofrece múltiples recursos online. Pero a ellos llegan los docentes que ya están en el camino, que son favorables al uso de la tecnología y están familiarizados con ella. ¿Qué ocurre con el resto? Hay quien sostiene que los moocs no son para ellos, que precisan formación presencial y programas de mentoring. 

R. El INTEF promueve formación en línea que intenta cubrir los estilos de aprendizaje de todos los docentes, desde los que ya están en ese camino, hasta los de aquéllos que no están familiarizados con las tecnologías de la información y la comunicación, pero siempre enfocados a la adquisición y/o mejora de competencias profesionales y la promoción de metodologías activas que faciliten un cambio de paradigma pedagógico.

Por ello cuenta con diferentes modalidades formativas, que conectan docentes socialmente y generan comunidades profesionales de aprendizaje: cursos tutorizados en línea, que son cursos completamente guiados y tutorizados; cursos abiertos, masivos y en línea (MOOC) que incluyen un equipo de dinamización; nano experiencias de aprendizaje abierto en colaboración (NOOC) de 3 horas de esfuerzo estimado, para trabajar una única competencia y facilitados por equipos de facilitación que incentivan y acompañan; autoformación a través de píldoras educativas para consumir en teléfonos móviles (app Edupills) de 3-5 minutos de duración, así como cursos abiertos y a tu ritmo (SPOOC), que pueden hacerse de acuerdo a la disponibilidad horaria de cada uno.

Además, el INTEF emite eventos en directo para educadores conectados de frecuencia prácticamente diaria, con el objetivo de fomentar el aprendizaje entre iguales, la interacción y la mentorización sociales. Estos eventos se complementan con la emisión de podcasts educativos y de conversaciones con diferentes agentes a los que nuestras experiencias de aprendizaje van dirigidas y que las comparten desde su propio punto de vista.

Y también hay una interesante oferta de formación presencial en cursos de verano, congresos y jornadas.

La directora del <a href= http://educalab.es/intef >INTEF</a>, junto al ministro Íñigo Méndez de Vigo en la pasada edición de Aula.

La directora del INTEF, junto al ministro Íñigo Méndez de Vigo en la pasada edición de Aula.

P. ¿En qué está demostrado que las TIC generan un buen retorno a la educación?

R. Un ejemplo que pone de manifiesto que la combinación de tecnología y metodologías activas tiene un impacto significativo en los resultados de aprendizaje, es el uso de la programación informática como recurso educativo a través de actividades de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP).

En investigaciones recientes desarrolladas en aulas de nuestro país se ha demostrado que este enfoque tiene un impacto positivo en el aprendizaje de asignaturas tan distintas, a priori, como las matemáticas, el arte o los idiomas. Y, además, también demuestran que estas actividades han mejorado el desarrollo de habilidades como el trabajo en equipo o la creatividad, fundamentales para la vida en sociedad en el siglo XXI.

 

P. ¿Sabemos lo que funciona y lo que no en función del tipo de alumnado, de su edad, etc.?

R. Hay que tener en cuenta que para contestar a estas cuestiones es necesaria mucha investigación, y algunas de las tecnologías que se usan en las aulas son tan novedosas que no ha sido posible llevar a cabo este tipo de investigaciones, que en muchos casos requieren de estudios longitudinales que necesitan años, o incluso décadas, hasta poder llegar a conclusiones significativas.

En cualquier caso, sí se cuenta con evidencia de que los niveles de madurez cognitiva de los estudiantes son un factor a tener en cuenta, especialmente en relación con las posibilidades de transferencia a otros dominios de las habilidades adquiridas al realizar una determinada actividad.

P. La propia Comisión Europea pone el acento en la necesidad de generar evidencias y evaluaciones del impacto tecnológico.

R. El desarrollo o integración de la tecnología en educación no puede obviar la evaluación de impacto que produce. Más que evaluar el uso pedagógico de herramientas, que también es un factor importante, entendemos como elemento fundamental evaluar el impacto en la mejora de las competencias del alumnado.

En el caso del INTEF, un ejemplo de ello está siendo el proyecto Samsung Smart School que estamos desarrollando en colaboración con el área de ciudadanía corporativa de Samsung y con todas las comunidades y ciudades autónomas.

Este proyecto tiene tres líneas principales: equipamiento, formación del profesorado y evaluación, y cada año se publica un informe de evaluación del mismo. Este último curso se ha centrado en el impacto del uso de las tecnologías en el rendimiento académico de los alumnos.  A partir de los resultados se aprecia claramente cómo el desarrollo de un proyecto global de estas características ha tenido un impacto positivo en las tres competencias evaluadas: Aprender a Aprender, Comunicativa lingüística y Digital.  Además, se aprecia la transformación metodológica, el aumento del aprendizaje cooperativo, la colaboración entre centros, y en definitiva, la transformación de los centros en la escuela del S. XXI.  

La directora del <a href= http://educalab.es/intef >INTEF</a>, Laura Morillas, en la pasada edición de Aula

La directora del INTEF, Laura Morillas, en la pasada edición de Aula

 Hay expertos investigadores que señalan que las TIC no podrán mostrar todo su potencial en el aprendizaje mientras éste tenga un enfoque memorístico. También vemos que el propio INTEF, en su web, se alinea con el movimiento ‘maker’ en Educación. ¿Podría hablarnos de ello?

R. Desde el INTEF estamos de acuerdo con la visión construccionista de Seymour Papert, precursor del movimiento maker, quien defendía que “se aprende mejor y más profundamente cuando se construyen artefactos que se comparten con los demás”. Este enfoque se ve claramente reflejado en nuestro proyecto Aula del Futuro.

P. ¿El Aula del Futuro es maker?

R. El Aula del Futuro es un espacio reconfigurable que, con una variedad de tecnologías y una división en zonas de aprendizaje, pretende favorecer y estimular los procesos de enseñanza y aprendizaje, haciendo del alumno el protagonista de todo el proceso: el alumno presenta, investiga, interactúa, intercambia, desarrolla y crea, siguiendo un enfoque maker.

En España, para fomentar y facilitar este cambio a aquellos centros que estén interesados, se ha creado una red de embajadores con presencia en todas las Comunidades y Ciudades Autónomas. Estos embajadores son docentes de distintas etapas educativas no universitarias interesados en difundir el modelo del Aula del Futuro, y en ayudar a centros y docentes a dar los pasos necesarios para avanzar en esta dirección que favorece el desarrollo integral de las competencias en sus alumnos.

Además, el INTEF ha puesto en marcha su primer curso abierto, masivo y en línea, MOOC, denominado “Cultura Maker en el aula”, enfocado a conocer algunos aspectos esenciales del movimiento maker para, desde la práctica, y tras explorar diferentes herramientas, opciones de fabricación digital y plataformas, llegar a convertir a los participantes en personas hacedoras, capaces de desarrollar sus propias estrategias para llevar al aula esta cultura maker.

P. ¿Qué es y para qué se ha puesto en marcha la Ponencia “Programación, robótica y Pensamiento Computacional en el aula”? 

R. Es un grupo de trabajo en el que están representadas actualmente 12 CCAA, y que cuenta con la participación de representantes de la industria, la universidad y la sociedad civil que desarrollan acciones pioneras en este campo.

El objetivo fundamental de esta Ponencia es la realización de propuestas normativas, en el plazo de un año desde su lanzamiento (octubre 2017), para la introducción de la programación, la robótica y el pensamiento computacional en los planes de estudio en los niveles educativos no universitarios.

El primer resultado del trabajo de la ponencia ha sido la publicación de un estudio sobre la situación en España del pensamiento computacional, la programación y la robótica.

P. ¿Tendremos una asignatura de Pensamiento Computacional en un futuro próximo? ¿O es susceptible de ser una competencia transversal? ¿Cómo debería implementarse?

R. Ésta es una de las grandes preguntas sin una respuesta clara en estos momentos en el mundo educativo. Hay países que han seguido un enfoque transversal, como es el caso de Finlandia, mientras otras naciones, como Inglaterra, han creado una asignatura específica.

En el marco de la Ponencia se ha realizado una encuesta a más de 350 docentes de toda España y ésta era una de las cuestiones tratadas. Las respuestas indican que, mayoritariamente, los docentes consideran que en Infantil y Primaria debería tratarse de forma transversal, pero que habría que contar con una asignatura específica en Secundaria. En cualquier caso, la propuesta normativa de la Ponencia contempla ambos enfoques.

 La directora del INTEF con el ministro de Educación, en la pasada edición de Aula.

La directora del INTEF con el ministro de Educación, en la pasada edición de Aula. 

P. ¿Alguna Comunidad Autónoma ha introducido ya la asignatura de Pensamiento Computacional?

R. Nueve de las 12 Comunidades Autónomas participantes en la Ponencia han incluido nuevos contenidos de programación, robótica y pensamiento computacional en su currículo autonómico. Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla León, Galicia, Región de Murcia y Comunidad Valenciana se han centrado en Secundaria; Navarra, por el contrario, lo ha hecho en Primaria; Madrid y Cataluña lo han hecho en ambos niveles educativos.

Más de 6.000 profesores han participado ya en los cursos de verano, cursos en línea, MOOCs y NOOCs que impartimos sobre Pensamiento Computacional.

P. ¿Hay ahora un uso más consciente y planificado de la tecnología en la enseñanza que hace unos años?

R. La tecnología facilita la transformación de los centros educativos provocando cambios en los enfoques pedagógicos, cambios necesarios que atiendan a la revolución de acceso al conocimiento a la que estamos asistiendo.

El uso de la tecnología no debe ser un fin en sí mismo, sino un medio didáctico más que el docente tiene a su disposición para llevar a cabo las tareas de enseñanza y aprendizaje. Para ello es fundamental que el docente desarrolle su competencia digital, y su confianza digital, hasta el punto de poder integrar de forma “transparente” el uso de la tecnología en sus prácticas pedagógicas para mejorar el desarrollo de las competencias de los estudiantes.

No debemos olvidar que el factor clave en el cambio es el profesor, y que debemos ofrecerle una formación de calidad, que permita actualizar sus conocimientos y adaptarse a las demandas de esta sociedad tan cambiante.

Con todo esto, desde el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte consideramos que hay mucho por hacer para poder sacar partido a todo el potencial que tiene la tecnología para el aprendizaje del alumnado.

P. ¿Qué más retos tenemos por delante? ¿Y cuáles son los más inmediatos para el INTEF?

R. Uno de los desafíos es favorecer la práctica de nuevas metodologías didácticas más dinámicas y motivadoras, y para ello es imprescindible explorar nuevas modalidades de formación docente. En esta línea, el INTEF se propone impulsar la formación del profesorado en contextos reales de aprendizaje y favorecer la movilidad del profesorado.

Para conseguirlo hemos ampliado el perfil de los destinatarios que pueden participar en el programa de estancias profesionales y estamos trabajando en nuevos proyectos que permitan la movilidad docente entre las diferentes comunidades y ciudades autónomas.

También en estos momentos, a través de la ponencia de competencia digital educativa, se está avanzando en materia de competencia digital del alumnado, de centros, así como de credenciales digitales abiertas para el reconocimiento de competencias profesionales.

En materia de formación también se está desarrollando un agente pedagógico virtual, BOT, que se integrará en los entornos digitales de aprendizaje en línea, y que esperamos sirva para continuar facilitando a los docentes tanto su formación inicial como su desarrollo profesional continuo.

Además, consideramos muy importante el fomento del uso de recursos educativos abiertos (REA), por lo que también estamos realizando una mejora de la plataforma Procomún.

Ya por concluir, decir que actualmente el INTEF está trabajando en una nueva web más amigable y está elaborando el nuevo Plan de Transformación Digital Educativa, con unas líneas de actuación bien definidas que incluyen distintas acciones para impulsar el desarrollo de la competencia digital educativa, proyectos innovadores de experimentación en el aula, programas colaborativos y de mejora de espacios de aprendizaje, así como otros programas para desarrollar las habilidades del siglo XXI.

P. ¿Conoce datos de la inversión que España ha hecho en tecnología para las aulas en los últimos años?

R. En los dos últimos años el Gobierno de España junto a las Comunidades Autónomas, a través de convenios de colaboración, están invirtiendo una cantidad global de 330 millones de euros con el objetivo de que todos los centros educativos que ofrecen enseñanzas de Primaria y Secundaria, sin importar su ubicación geográfica,  cuenten con una conexión a Internet de banda ancha de, al menos, 100 Mbs.

En las Comunidades Autónomas donde ya se han realizado licitaciones públicas se ha superado ampliamente dicho objetivo, ya que las velocidades de conexión ofertadas por los operadores de telecomunicaciones multiplican entre 3 y 9 veces dicha velocidad. Este plan de inversiones beneficiará sobre todo a los centros educativos de zonas rurales y de difícil acceso donde la implantación de la banda ancha ultrarrápida todavía habría tardado bastante tiempo en llegar.

 

Comparte.