El trato desigual de Andalucía por la gratuidad del comedor llega al Defensor del Pueblo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La Junta de Andalucía excluye a los alumnos de centros concertados de la posibilidad de solicitar la gratuidad del comedor aunque estos cumplan las condiciones de “dificultad extrema” o “condiciones de exclusión”, o sean hijos de mujeres que hayan denunciado maltrato, o sean considerados víctimas del terrorismo, que son las condiciones que se contemplan para los alumnos de centros públicos.

La normativa aprobada en relación con los servicios de comedor escolar, aula matinal, extraescolares, y transporte se circunscribe únicamente a los centros públicos. Por ejemplo, el Decreto 6/2017, de 16 de enero o el más reciente Acuerdo de Gobierno de 27 de marzo de 2018.

La Junta no contempla subvenciones de comedor para el alumnado de centros concertados, salvo si éstos son específicos de educación especial o tienen planes de compensación educativa autorizados por la Consejería, según el procedimiento específico aprobado para ello.

Críticas del Defensor del Pueblo

La discriminación del alumnado de concertada ha llegado hasta la oficina del Defensor del Pueblo debido a las quejas planteadas por las familias de dichos alumnos.

El informe del Defensor del Pueblo del año 2018 censuró en su informe «las diferencias de trato que se derivan del hecho de que alumnos en las mismas circunstancias objetivas puedan o no optar a la prestación gratuita del servicio de comedor escolar, a la obtención de reducciones del precio establecido para el mismo o a la asignación de ayudas destinadas a sufragarlo, en consideración a un dato que no parece relevante, como el de la titularidad pública o privada del centro en el que se encuentren escolarizados».

La entonces consejera de Educación, Sonia Gaya, aseguró que su departamento cumplía “con la legalidad”, ya que mantiene los conciertos educativos, pero no los servicios complementarios, que forman parte de otro programa diferente y al que no están obligados. “Nuestra prioridad es la educación pública y con la financiación que tenemos no podemos abordar este asunto. Si tuviésemos más ingresos, sí que se podría”, señaló la consejera según publicó en su día ABC Sevilla.

Comparte.