La sanidad pública de Andalucía pone trabas a la FP privada

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El Gobierno de Andalucía que presidía Susana Díaz dio orden el año pasado de reservar las plazas de prácticas en el Sistema Sanitario Público de Andalucía para los estudiantes que cursen su titulación en centros públicos.

En esta comunidad el número de centros privados que enseña titulaciones sanitarias duplica al de centros públicos y, según indica la patronal de centros educativos CECE, la demanda de plazas privadas por parte del alumnado cada vez es mayor por su calidad y su alta empleabilidad.

Desde marzo de 2018 estos centros de FP se ven obligados a enviar a sus alumnos a hacer la FCT a clínicas privadas, pues en la sanidad pública están prácticamente vetados.

La Consejería de Educación y la Consejería de Sanidad firmaron una  instrucción conjunta –nº 1/2018– que adjudica las plazas de prácticas del sistema sanitario público a los estudiantes de centros públicos primero. Las que queden serán para los alumnos de centros concertados; y sólo «excepcionalmente», si quedan, se ofrecerán a los alumnos de centros privados.

El apartado 4 de dicha instrucción conjunta, referido a la «distribución del alumnado entre los distintos centros sanitarios del Sistema Sanitario Público de Andalucía» dice lo siguiente:

«1. Se tendrán en consideración los siguientes criterios de priorización:

a) Alumnado de centros educativos de titularidad pública de la provincia, que cursen un ciclo formativo de formación profesional Inicial.

b) Alumnado de centros educativos sostenidos con fondos públicos de la provincia, que cursen un ciclo formativo de formación profesional Inicial.

2. Con carácter excepcional y una vez cubiertas las necesidades docentes de los centros educativos públicos o sostenidos con fondos públicos de la Comunidad Autónoma de Andalucía, podrá facilitarse la realización del módulo profesional de FCT al alumnado de centros privados, sin perjuicio de las compensaciones que pudieran derivarse, y que se especificarán en el correspondiente acuerdo de colaboración».

Curiosamente, en el preámbulo de la instrucción, se señala que «en lo concerniente a las profesionales del área sanitaria de Formación Profesional, la Consejería de Salud mantiene una línea estratégica orientada a la mejora de la calidad de la formación de los profesionales sanitarios, cuyo destino principal será el Sistema Sanitario Público de Andalucía».

Hay que seguir leyendo, hasta la citada instrucción nº 4, para comprobar que la línea estratégica para mejorar la calidad de la formación sanitaria se limita a la ofrecida en la red pública, ya que serán sus alumnos los que ejerzan en la Sanidad pública.

Fuentes de la patronal de centros de enseñanza CECE en Andalucía explican que ésta «es una manera más de asfixiar» a los centros privados y a los concertados, ya que la propia normativa autonómica impide a los centros abrir plazas de una titulación sin haber dado garantías previas a la Administración de que cuenta con suficientes plazas de prácticas en empresas e instituciones.

En total, en Andalucía imparten ciclos de Formación Profesional 478 centros públicos, 159 privados y 95 concertados.

Comparte.