CECE pide a los partidos políticos que acuerden una ley duradera que acepte e integre a toda la comunidad educativa

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Carta abierta de CECE ante el trámite parlamentario de la LOMLOE

El proyecto de ley orgánica de educación que preparó el Gobierno hace dos años ha pasado su primer trámite en el Congreso de los Diputados al ser rechazadas las enmiendas a la totalidad que se habían presentado para su devolución al Gobierno. La LOMLOE se encuentra ahora en una fase de presentación y posterior debate de enmiendas parciales, una oportunidad de negociación política en la que confiamos para que Gobierno y partidos lleguen a acuerdos para mejorar la ley y pueda ser aprobada por una amplia mayoría. 

La prolongación del periodo de presentación de enmiendas parciales hasta septiembre hace pensar en una buena disposición del Gobierno para alcanzar el mayor nivel de consenso posible. Esperamos que sea una verdadera oportunidad para llegar a la ley orgánica de educación que nuestra sociedad necesita.

Necesitamos una ley básica que no excluya a nadie, menos aún a una parte tan significativa de nuestro sistema educativo como es la escuela concertada, que escolariza a un 30% del alumnado de la enseñanza obligatoria; colegios elegidos libremente por los ciudadanos en virtud de sus derechos constitucionales y fundamentales. De igual manera consideramos que no puede excluirse de un currículum escolar una asignatura que elige libremente el 63% de los alumnos: la de religión. 

No sólo nuestros colegios y las familias que han confiado en ellos, sino la sociedad española en su conjunto, precisa una ley integradora, que acepte a todos y se centre en la calidad de la educación, en la igualdad de oportunidades y en permitir que trabajen por ambas todos los agentes de la comunidad educativa. Nadie sobra para mejorar el sistema educativo. Y cuanta mayor pluralidad y mayor participación de la sociedad, mayores garantías de derechos y libertades.

 ¿Qué sentido tiene, si no, que la Constitución española vincule el derecho a la educación con la libertad de enseñanza y con la creación de centros docentes?

El Estado, con sus leyes, es el máximo garante de los derechos constitucionales. Desearíamos que Gobierno y partidos políticos fueran capaces de llegar a un texto que cumpla esos mínimos y en el que toda la comunidad educativa se vea representada y aceptada. Nunca mejorará un sistema educativo que promueva una cultura de la rivalidad y de la exclusión en vez de una una cultura de la integración y la colaboración.

Convencidos de ello, el Gobierno siempre encontrará en CECE un aliado para tender puentes, pero nos tendrá enfrente si trata de quebrar derechos y discriminar a las familias.

Comparte.