Sobre la Educación y las chicas en Ciencia y la Tecnología

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Éstas son algunas de las opiniones que hemos recabado en diferentes ámbitos sobre la falta de interés de las niñas en la Ciencia y la Tecnología. Puedes contarnos tu opinión y tu experiencia en actualidaddocente@cece.es.

Juncal Arrobas es profesora de 4º Primaria en el Colegio Ayalde de Bilbao (del Grupo Educativo COAS). Escribe lo siguiente sobre cómo abordan la enseñanza STEM pensando en las niñas y en cómo eliminar los estereotipos de género:

“Probablemente la mayoría de cuentos que como madres hemos leído a nuestras hijas antes de irse a dormir comiencen así… “Érase una vez una princesa…o un hada…” Y probablemente gran parte de las alumnas de educación primaria sueñen con ser profesoras, pediatras, enfermeras…y dada la tendencia actual, chefs, diseñadoras de moda, decoradoras o bloggers.

Nada hay de malo en estos sueños siempre y cuando sueñen en grande luchando con todas sus fuerzas para alcanzar sus aspiraciones, pero… ¿por qué los ideales de sus compañeros con la misma edad son tan diferentes? Ellos buscan triunfar como deportistas de élite, originales arquitectos, grandes ingenieros o políticos que cambien el mundo. Ellos aspiran a lo difícil, a los retos, a situaciones de audacia y valentía. ¿Por qué a pesar de recibir en la escuela la misma educación se mantienen los estereotipos? ¿Porqué el ingenio, la pasión o la curiosidad de las niñas de primaria cae en saco roto?

Todo esto y mucho más se plantearon un grupo de docentes que trabajan actualmente con alumnas de 10 años. Entusiasmo, ilusión, y una profunda vocación por la enseñanza fueron los pilares de un proyecto que aboga por promover la inquietud científica, tecnológica y también la artística entre niñas de 4º Primaria. Cada vez queda más patente que esta falta de vocación comienza en Primaria, por lo que no podemos esperar a trabajar estos aspectos en Secundaria y Bachiller. Grace Hopper, científica computacional , dijo: “Si es una buena idea, no te detengas y ponla en marcha” . Y de esta manera STEAM4Ayalde comenzó su andadura.

Las competencias STEAM son una prioridad para todos aquellos colegios que apuestan por la innovación. El objetivo es la enseñanza de estas materias de manera integrada, práctica y divertida trabajando de un modo real mediante la experimentación. Es necesario erradicar la idea de que son disciplinas difíciles o que para ser Madam Curie no se puede salir de un laboratorio.

Las actividades de STEAM4Ayalde persiguen principalmente el acercamiento y sensibilización a las disciplinas STEAM ¿Cómo lo planteamos?

  1. Evitando la invisibilidad:

Muchas mujeres han sido responsables de los descubrimientos más importantes de la historia o de inventos claves en el progreso de la humanidad. Mujeres tan relevantes apenas se estudian en las aulas. Por ello uno de los principales objetivos es conocer la vida de mujeres científicas, tecnólogas y artistas tanto históricas como actuales, observando el valor de su trabajo y como han ido construyendo nuevos referentes. Para ello se dedica unos minutos al inicio de las clases a investigar sus biografías de una manera didáctica y lúdica: cuentos, vídeos, películas… Rosalind Franklin, Jane Goodall o Ann Makosinski son ahora sus referentes, sin olvidar españolas tan importantes como Margarita Salas o María Blasco.

  1. Acabar con el desconocimiento:

A la edad de 10 años pocas tienen claro el trabajo que desarrollan científicas, matemáticas e ingenieras. Por ello se proporcionaron modelos cercanos de mujeres actuales STEAM a través de la actividad Family STEAM Talent. Se invitó a un gran número de madres de las propias alumnas que explicaron cómo nació su vocación profesional, en qué consiste su trabajo, y que creen ellas que aportan a la sociedad.

  1. De las STEM a las STEAM. Incluir la A de Arte y Diseño.

El hecho de unir las disciplinas artísticas con las STEM potencia el pensamiento flexible y la creatividad. Buscamos también que aquellas alumnas “a priori” con menos inquietudes científico-tecnológicas disfruten asimismo el proyecto.

Se planteó el concurso “nAtuRalmenTE” a través del cual unieron arte, ciencia y tecnología a través de pintura, fotografía, poesía, canciones, bailes y películas. ¿El resultado? Un evolución asombrosa de su curiosidad e imaginación descubriendo en si mismas habilidades artísticas y creativas que hasta ahora desconocían.

Han transcurrido seis meses desde el inicio de proyecto. Se les ha alabado por su responsabilidad, esfuerzo y buen comportamiento (rasgos muy asociados a la capacidad de trabajo de una niña), pero también premiado por su audacia y determinación en las actividades llevadas a cabo. Ojalá hayan comenzado ya a soñar en ser mujeres que cambien el mundo trabajando en aquello que les gusta y les hace felices”.


Laia Acosta es ingeniera industrial en el sector de la construcción, donde –asegura– hay muy pocas mujeres trabajando. Laia habla del importante papel que puede desempeñar un profesor a la hora de elegir estudios:

“Durante el instituto opté por la opción de ciencias puras. Me gustaban más las asignaturas de esta rama por los profesores que había tenido, bien porque las habían impartido mejor o porque me habían motivado más.

A lo largo de COU, planteándome qué carrera hacer, opté por elegir una ingeniería, orientada por las indicaciones de algunos profesores y de las jornadas informativas que nos dieron. Como no tenía claro qué tipo de ingeniería, elegí Ingeniería Industrial porque era la más polivalente. Podía elegir muchas ramas de especialización y no estaba tan condicionada como otras ingenierías.

Algunas compañeras y amigas de la profesión estudiaron ingeniería industrial porque su padre (ninguna madre) era ingeniero. Este no es mi caso. Creo que a mí, aparte de los profesores, me influyó mucho mi vivencia familiar: los roles de mis padres eran similares, los dos trabajaban y realizaban las tareas domésticas indistintamente según cuadrase”.

Al trabajar en un sector en el que hay que ir más de una vez a obra, según la experiencia de algunas compañeras que tengo y la mía propia, es difícil lidiar con operarios y oficiales con bastante más edad que nosotras porque vamos en calidad de jefas. Sin embargo, según disminuye la diferencia de edad, este problema se diluye. Así es que supongo, que esto puede tener que ver con un motivo generacional.

Con respecto a la maternidad, ningún hombre de mi empresa se ha cogido la reducción por maternidad; sigue siendo una opción de las mujeres”.

Laia estudió en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid. Algunas universidades han cambiado la denominación “de ingenieros industriales” para denominarse “de Ingeniería Industrial”, pero no es el caso de la UPM.


Paloma Maroto es directora de la Unidad de Igualdad de la Universidad Politécnica de Madrid y cuenta lo siguiente:

“La labor de las unidades de Igualdad de las universidades es velar por el cumplimiento del Plan de Igualdad, que en el caso de la UPM se aprobó en 2016. Trabajamos por el fomento de un lenguaje no excluyente, intentamos concienciar de la necesidad de introducir la perspectiva de género en los planes de estudios y de dar visibilidad a nuestras profesoras y a sus trabajos. También intentamos que sean profesoras las que vayan a dar charlas a los colegios e institutos, y que sean ellas también quienes reciban a los estudiantes cuando nos hacen visitas”.


Paloma Sepúlveda es profesora de Biología y jefa del Departamento de Ciencias del IES Carpetania de Yepes (Toledo):

“Lo que les rodea fuera del ámbito educativo es determinante. En el instituto sí se muestran referentes de mujeres en diferentes ámbitos profesionales, pero es verdad que faltan referentes en los libros de texto”.


Sonia Rivas-Caballero es comisaria –junto a Belén Yuste– de la exposición Mujeres Nobel, que tiene lugar en el Museo Nacional de Ciencias Naturales.

“El problema de la falta de mujeres en la Ciencia es un problema de referentes para las niñas. El mejor ejemplo es una anécdota que me contaron sobre nuestra propia exposición de Mujeres Nobel:

Un niño fue a verla con su madre y, días después, alguien le preguntó qué era eso del Premio Nobel y él respondió: Es un premio que se da a las mujeres que han hecho algo muy importante para el mundo. Para él, el Nobel era un premio de mujeres porque, hasta ese momento, su única referencia sobre el Nobel era la exposición sobre mujeres premiadas. De la misma manera, el problema de la falta de mujeres en Ciencia es un problema de referentes”.

Comparte.