‘Cuéntame cómo dedicarme a la ciencia’, un proyecto para despertar la motivación científica en las aulas de Primaria

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
  • El Museo Nacional de Ciencias Naturales presenta 10 audiocuentos sobre mujeres científicas del pasado y del presente para trabajar en el aula con una guía didáctica y diversas actividades para el alumnado de 5 a 12 años
  • «El proyecto ha sido elaborado pensando en el profesorado» para » acercar el mundo de la ciencia a niños y niñas de entre 5 y 12 años» y “generar vocaciones científicas libres de estereotipos»

Si los niños empiezan a entender el mundo a través de los cuentos, ¿por qué no iba a haber en ellos, además de hadas, brujas y princesas, también científicas? Mujeres científicas reales, del pasado y del presente, son las protagonistas de una colección de audiocuentos que ha presentado el Museo Nacional de Ciencias Naturales concebida para su divulgación en las aulas, especialmente en Primaria.

En Cuéntame cómo dedicarme a la ciencia, cada relato viene acompañado de una guía didáctica para el docente, un programa de actividades para trabajar en clase con el alumnado, la biografía de las protagonistas, la explicación de conceptos clave para entender la importancia de cada historia y una propuesta para que los alumnos creen un vídeo musical a partir de la canción ‘Quiero investigar’.

“El proyecto se ha elaborado pensando sobre todo en el profesorado”, expone Pilar López-Gallo, vicedirectora de comunicación y cultura científica del Museo, que asegura haber comprobado ya “el potencial didáctico” del formato ‘audiocuento+actividades’ que proponen.

En total 10 audiocuentos que introducen a niños y niñas en el mundo de la ciencia a través del relato de 10 científicas. Por un lado, cinco mujeres consagradas en la Historia de la Ciencia, como son Ada Lovelace, Valentina Tereshkova, Lynn Margulis, Trótula de Salerno y María Elena Caso. Y también cinco mujeres de ciencia actuales, y españolas, como Annie Machordom, Ana Rey, Asunción de los Ríos, Mª Ángeles Bustillo y Anabel Perdices, todas ellas investigadoras del Museo Nacional de Ciencias Naturales con relevantes contribuciones en la investigación de la naturaleza y la biodiversidad de las últimas décadas.

Algunas de ellas estarán presentes en la presentación del proyecto, este martes 27 de octubre en el Salón de Actos del Museo. El acto puede seguirse online en este enlace.

El proyecto, elaborado por el MNCN junto a Biodiversia Coop y Pandora Mirabilia, ha sido financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT). Su principal objetivo es “generar vocaciones científicas libres de estereotipos de género y acercar el mundo de la ciencia a niños y niñas de entre 5 y 12 años”, explican sus responsables. “La narración de cuentos es una excelente herramienta educativa que, además de fomentar la escucha y la concentración, permite hablar a niños y niñas sobre todo tipo de temas”, añaden.

En los últimos años las librerías se han llenado de libros infantiles y juveniles que recrean y resaltan la vida de mujeres clave en la Historia de la Ciencia más allá de Marie Curie. Ahora a muchos adultos y a muchos niños y niñas les suenan nombres como Ada Lovelace, Rosalyn Franklyn o Lise Meitner, y saben por qué es tan importante la española Margarita Salas. En los libros escolares empiezan a entrar esos nombres y otros que antes no estaban, pero parece que hay que esperar a Secundaria para encontrar referencias femeninas vinculadas a la Ciencia y la Tecnología.

Cuéntame cómo dedicarme a la ciencia es una manera de introducir a niños y niñas en un mundo habitualmente desconocido para ellos antes de que empiecen a hacer inferencias sobre sus cualidades y sus capacidades para la ciencia sin conocerla realmente.

“Además de dar visibilidad a las mujeres en el mundo de la investigación, creando referentes para los más pequeños, se trabajan temas como los miedos, el trabajo en equipo o la empatía. De la misma manera, las historias sirven de excusa para introducir conceptos científicos que van desde la fauna acuática o el valor de los bosques, pasando por el cambio global, los genes, la evolución, el árbol de la vida o la tecnología espacial”, explica Camila Monasterio, una de las creadoras de los cuentos.

Comparte.