Colegios cardioprotegidos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
Once CCAA obligan ya a tener desfibriladores y personal formado para usarlo en lugares públicos como los colegios. Proyecto Salvavidas nos explica su importancia.

Once CCAA obligan ya a tener desfibriladores y personal formado para usarlo en lugares públicos como los colegios. Proyecto Salvavidas nos explica su importancia.

  • Once CCAA obligan a tener desfibrilador en los centros educativos, así como personal formado para usarlo.
  • La desfibrilación en los primeros 5 minutos aumenta considerablemente las probabilidades de supervivencia.
  • Proyecto Salvavidas ofrece un servicio especial de cardioprotección a los colegios de CECE con desfibrilador, mantenimiento y formación para usarlo.
  • Mejorar la conciencia de la cardioprotección y la formación en primeros auxilios podría evitar muchas muertes por parada cardiorrespiratoria, advierten los expertos.

En Proyecto Salvavidas están convencidos de que, cuando la sociedad tenga mayor conciencia y conocimiento sobre cómo atender una parada cardiorespiratoria, España rebajará las cifras de muerte por esa causa.

“Ocurrirá igual que con las muertes en carretera después de tantos años de campañas de concienciación”, asegura Matías Soria, director adjunto de Proyecto Salvavidas, la principal iniciativa de cardioprotección que hay ahora mismo en España.

Su convicción proviene de dos evidencias: la falta de conciencia pública actual sobre la importancia de tener espacios cardioprotegidos y conocimientos de primeros auxilios, y las cifras de mortalidad por parada que registran otros países con mayor conciencia de la cardioprotección y de la formación para ello.

Actualmente se calcula que en España hay unas 30.000 paradas cardiorrespiratorias al año y que sólo sobrevive alrededor de un 5% de los afectados. Según Matías Soria, “podrían sobrevivir muchos más si la gente conociera la cadena de supervivencia”:

  1. Llamar al 112.
  2. Realizar maniobras de compresión torácica mientras llega el desfibrilador.
  3. Usar el desfibrilador: “Debería usarse cuanto antes, mejor si es en menos de 5 minutos tras la parada cardíaca”.
  4. Que llegue la ambulancia, «normalmente entre 8 y 11 minutos».

Cada vez hay más comunidades autónomas que obligan a tener desfibrilador en lugares de alta concentración de personas: edificios públicos, colegios, polideportivos, empresas y fábricas, transportes públicos, hoteles… De momento, son Madrid, Navarra, Cantabria, Cataluña, Andalucía, Canarias, Comunidad Valenciana, País Vasco, Asturias, Aragón y Extremadura, según detallan en Proyecto Salvavidas.

Y tener un desfibrilador implica, en la mayoría de las CCAA, que haya personal no sanitario formado y autorizado para usarlo, según establece la normativa estatal (Real Decreto 365/2009, de 20 de marzo)

Dado que el 80% de las paradas cardiorrespiratorias ocurre fuera del hospital, “todos deberíamos saber qué hacer ante un caso así, no sólo los profesionales sanitarios”, incide el experto.

Nueve CCAA obligan ya a tener desfibriladores y personal formado para usarlo en lugares públicos como los colegios. Proyecto Salvavidas nos explica su importancia.

Nueve CCAA obligan ya a tener desfibriladores y personal formado para usarlo en lugares públicos como los colegios. Proyecto Salvavidas nos explica su importancia.

Por otro lado, apunta Soria, “el uso del desfibrilador fuera del ámbito hospitalario es fundamental para tener datos reales y no estimados sobre su uso» en España.

Tener acceso a un desfibrilador y saber usarlo multiplica las probabilidades de supervivencia ante una parada. “La desfibrilación en los 3-5 primeros minutos del colapso puede producir tasas de supervivencia bastante altas, entre un 50 y un 70%”, explica el director adjunto de Proyecto Salvavidas. “Cada segundo es vital para el cerebro porque no le está llegando oxígeno. Cada minuto que pasa un 10% menos de probabilidades de éxito”, incide.

Pero ¿cómo funciona un desfibrilador fuera de un hospital?

Matías Soria asegura que el manejo de un desfibrilador no es difícil y que la formación previa que imparte Proyecto Salvavidas “lo primero que hace es quitar el miedo”. Dos ideas tienen que quedar claras:

  1. “El desfibrilador no va a funcionar, es decir, no va a emitir ninguna descarga eléctrica, si no detecta que hay fibrilación ventricular en la persona afectada”.
  2. “Ante un parada cardiaca, comprime, comprime y comprime. La parada nunca va a ir a peor por usar el desfibrilador”.

¿Y qué es la fibrilación? Una actividad eléctrica caótica. Como se sabe, el corazón bombea sangre por impulsos eléctricos acompasados. Si se produce un caos en esa actividad eléctrica, el corazón se para y «necesita un reseteo» de la actividad eléctrica, que es lo que hace el desfibrilador (quita la fibrilación).

Desfibriladores en los colegios de CECE

Proyecto Salvavidas es el partner de la Confederación Española de Centros de Enseñanza para garantizar que todos sus centros asociados tienen un desfibrilador en sus instalaciones y que reciben la formación necesaria para utilizarlo.

La parada cardiorrespiratoria no sólo es cosa de adultos. “Hay muchos niños con enfermedades congénitas que están expuestos a mayor riesgo por ello”, advierte Matías Soria, que subraya, además, la urgencia de que se imparta formación en primeros auxilios en los colegios.

El Plan de Cardioprotección que ofrece Proyecto Salvavidas a los colegios de CECE incluye lo siguiente:

Desfibrilador

  • Desfibrilador Zoll Aed Plus: con opción pediátrica y una descarga que se adapta al tamaño del paciente, y con ayuda total para la maniobra de RCP que también hay que realizar (es el único desfibrilador que indica la profundidad y el ritmo de compresiones torácicas).
  • Kit necesario para la reanimación.
  • La vitrina para alojar el desfibrilador y la señalética correspondiente (homologada internacionalmente).

Formación

  • Formación presencial en el propio colegio para los trabajadores designados: curso inicial obligatorio en Soporte Vital Básico y en Manipulación del DEA para personal no sanitario.
  • Curso online para el resto de trabajadores del centro
  • Manual para alumnos.
  • Registro de las personas formadas en el departamento de Salud de la Comunidad Autónoma correspondiente.
  • Obtención de diplomas, carnets y certificados.

El director adjunto de Proyecto Salvavidas explica que disponen de academias homologadas en todas las CCAA con profesionales especializados para impartir formación a personal no sanitario de acuerdo a las normativas y los temarios aprobados en cada región. Si bien los contenidos y aptitudes que se enseñan, son iguales en todas las CCAA, cada una regula de una manera diferente el número de horas de formación o los periodos de reciclaje formativo.

Mantenimiento y seguro

  • Servicio de mantenimiento y asistencia 24 horas (revisión anual, cambio de electrodos y baterías por uso o caducidad, actualización de software…)
  • Seguro de Responsabilidad Civil.
  • Acceso ilimitado a SalvavidasNet (plataforma online que controla el estado y el uso del desfibrilador).
  • Llamada automática al 112.

Financiación

La venta de pulseras solidarias en el colegio es una de las vías de financiación del desfibrilador de Proyecto Salvavidas y todas sus prestaciones asociadas, como el mantenimiento y la formación.

La venta de pulseras solidarias es una de las vías de financiación del Plan de Cardio protección de Proyecto Salvavidas.

Gracias al acuerdo con CECE, Proyecto Salvavidas ofrece a los colegios tres modalidades de adquisición y financiación del desfibrilador (junto a las prestaciones descritas). Se puede adquirir bien mediante compra, bien mediante renting anual, bien a través de la venta de pulseras solidarias del Proyecto Salvavidas, que no tienen coste para el colegio.

Puedes consultar aquí todas las condiciones del acuerdo entre CECE y Proyecto Salvavidas.

Otros servicios

Proyecto Salvavidas también ofrece a los colegios de CECE un curso anti atragantamientos para los alumnos.

Comparte.