Colegio Nuryana de Tenerife. El desafío tecnológico y organizativo en un centro con 2.300 alumnos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
Con la ayuda permanente de su coordinador TIC, los profesores han aprendido rápidamente a hacer vídeos interactivos con los recursos educativos que despliegan en su ordenador y luego se conectan por videoconferencia en horas concretas para resolver dudas

Enrique Robredo se acostó ayer a las 6 a.m. respondiendo mensajes de colegas docentes y de padres del colegio, y resolviendo alguna incidencia informática que otra. Es el responsable TIC del Colegio Nuryana de Tenerife: de Infantil a Bachillerato, línea 6, 2.300 alumnos y 4.600 papás y mamás.

“No he trabajado tanto en 25 años”, dice al otro lado del teléfono. Pese a estar cansado, nos relata mil y un detalles de su labor 24/7 como coordinador tecnológico y como docente. Se le nota lo orgulloso que está de su colegio, de su director y de sus compañeros.

Mientras nos cuenta la experiencia de su centro, le van entrando decenas de correos y de ‘telegrams’ que tendrá que responder cuando cuelgue. Tiene el Meet abierto todo el día por sí algún compañero quiere consultarle alguna duda: cómo se hacía esto, cómo se hacía lo otro, dónde puede encontrar aquello…

Lo de cómo me abro un perfil en YouTube y cómo hago videoconferencias online con mis alumnos quedó superado la primera semana. Lo de cómo hacer vídeos interactivos con H5P ya lo van dominando y van intercalando actividades entre los vídeos que ellos mismos se graban en casa. Y a lo de grabarse explicaciones sobre el escritorio del ordenador con Screencastify le han cogido el tranquillo en Semana Santa. También lo utilizan ya muchos alumnos mayores para grabarse sus respuestas a los docentes.

“Yo, poco a poco, he ido enviando a mis compañeros tutoriales de esto y lo otro, grabándoles explicaciones para que lo entiendan mejor… Hago como con los alumnos: intento no agobiar, pero voy a dándoles cositas”.

Cuenta con orgullo la proeza de haber cambiado el servidor del colegio en una sola noche sin que diera ni un solo fallo al día siguiente. Aquello fue la primera semana de la cuarentena. El antiguo no soportaba la conexión simultánea de cientos de alumnos a la misma hora y ralentizaba el trabajo del profesorado, entregado a la enseñanza online desde el minuto 1. “Hasta los más reacios hasta el mismo mes de marzo se han entregado con convicción total a la enseñanza digital y su predisposición a aprender ha sido absoluta. Cuando sabes que tienes que hacerlo, te pones y ves que lo consigues hacer tú solo, te das cuenta de que es fácil”.

“Los alumnos tienen que saber que estamos ahí y que no les hemos dejado solos. Si pueden vernos en vídeo, mejor aún”, manifiesta Enrique, que considera «fundamental mantener el apego con el profesor pese a la distancia”.

“Esta crisis ha demostrado que el sistema no estaba preparado digitalmente y que tenemos mucho por hacer como colectivo”. Y lo dice un colegio que ha podido dar la talla, después de 12 años trabajando con Moodle y con la suite de Google.

Creando arte

Creando arte es un vídeo colaborativo del alumnado de arte de bachillerato. Su trabajo, su pasión y sus ganas de crear… Empezando la semana con ganas.

Publicada por Colegio Nuryana en Viernes, 10 de abril de 2020

Vídeos interactivos y videoconferencias para resolver dudas

¿Y cómo se organizan en su colegio? No hacen clases en directo. No hay garantías de que los alumnos puedan conectarse todos a la misma hora; cada familia es un mundo. Y los profesores también son padres y madres ocupándose de sus hijos en casa.

Por un lado, los docentes preparan sus explicaciones en vídeos y los suben a su canal personal de YouTube (que se han tenido que abrir ante la coyuntura); muchos de ellos ya los hacen interactivos, introduciendo cuestionarios a lo largo del vídeo para mantener la atención de los alumnos. Los suben a Moodle con las tareas y, según su complejidad, se da un plazo más o menos largo de entrega, siempre flexible.

Pero los estudiantes tienen contacto en directo con el profesorado si precisan consultar dudas. Tienen a su disposición un horario de conexiones por videoconferencia y, “si tienen una duda de Matemáticas, saben que a tal hora y a tal hora se pueden conectar cada día con un profesor de Matemáticas; puede que no coincida que sea el suyo justo cuando ellos se conectan, pero les resolverá la duda en cualquier caso”. Ésa ha sido la manera más eficaz de organizarse en un colegio de las dimensiones del Nuryana.

Y, siempre pendientes del apego, fundamental sobre todo para los más pequeños, en Nuryana los docentes se han lanzado a montar su propio canal de cuentos relatados por ellos mismos. Entre los cuentos, los retos y los montajes de vídeo que hacen sus docentes con lo que les mandan sus alumnos y que suben a Facebook y a Instagram, mantienen vivo el contacto con las familias.

Cuento del coronavirus

Recuerda, envía tu cuento a siama@nuryana.com

Publicada por Colegio Nuryana en Miércoles, 1 de abril de 2020

 

 

Comparte.