CECE pide a la ministra que «no caiga en posiciones extremas» y defiende el «compromiso social» de la concertada

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) transmite a la ministra de Educación y Formación Profesional su deseo de colaborar en la elaboración de la nueva ley y su preocupación por los posibles efectos negativos sobre la pluralidad de modelos educativos.

El presidente de CECE, Alfonso Aguiló, se reunió este lunes con la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, como parte de la ronda de contactos que la titular del Ministerio está manteniendo con todos los representantes de la comunidad educativa en este comienzo de la legislatura en el que la tramitación de la nueva ley educativa se ha marcado como la primera prioridad del Gobierno en materia de educación.

En la reunión también estuvieron presentes el secretario de Estado Alejandro Tiana, uno de los vicepresidentes de CECE, Ventura Blach, y el secretario general de CECE, Santiago García.

Como en ocasiones anteriores, el encuentro se celebró en un ambiente distendido y cordial, en el que se trataron temas relativos al proyecto de ley educativa que presentará el gobierno en las próximas semanas.

Tras agradecer a la ministra la convocatoria de la reunión, el presidente de CECE manifestó la voluntad de conseguir que en la tramitación de la nueva ley se alcance un consenso en aquellos temas más delicados y que suponen un riesgo para la pluralidad educativa.

«Nuestro país necesita leyes que no caigan en posiciones extremas y que puedan permanecer durante años, sin dar vuelcos a cada cambio político», señala CECE en el comunicado emitido tras la reunión.

La patronal de la enseñanza volvió a pedir «que no se legisle de modo lesivo contra la concertada amparándose en exigencias de sus socios políticos o en datos de la Comunidad de Madrid que se están difundiendo y que no son ciertos».

CECE insistió en «la importancia de la normativa básica para proteger los derechos relativos a la educación en todo el territorio del Estado», y reiteró «el compromiso social del sector con la población con bajos recursos y la población inmigrante, así como con la inclusión de alumnos con necesidades especiales».

El presidente de CECE, Alfonso Aguiló, pidió a la ministra Isabel Celaá que no legisle en contra de la concertada amparándose en las exigencias de sus socios de gobierno y en premisas y datos falsos sobre la concertada.

El presidente de CECE, Alfonso Aguiló, pidió a la ministra Isabel Celaá que no legisle en contra de la concertada amparándose en las exigencias de sus socios de gobierno y en premisas y datos falsos.

Alfonso Aguiló también expuso sus inquietudes sobre «las atribuciones que el proyecto de ley confiere a los Consejos Escolares y lo que supone para la autonomía de los centros», así como la necesidad de encontrar una solución satisfactoria a la asignatura de Religión, que, según el Ministerio, será de oferta obligatoria pero sin asignatura espejo.

La reforma de la Formación Profesional fue el último de los temas tratados y en ese aspecto CECE ofreció su colaboración para aportar su experiencia, tanto en la Formación Profesional del sistema educativo como en la Formación para el Empleo, para lograr que responda a las necesidades de cualificación de las personas y el mercado laboral.

Comparte.