Alfredo Hernando: “Podemos impulsar cambios sencillos basándonos en la investigación y en experiencias de éxito”

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Alfredo Hernando recorrió el mundo en busca de las escuelas más innovadoras para conocer las metodologías clave que están cambiando la educación. Las plasmó en Viaje a la Escuela del Siglo XXI, editado por Fundación Telefónica.

‘Viaje a la Escuela del Siglo XXI’, de Alfredo Hernando (Fundación Telefónica). (Descarga gratuita)

Viaje a la escuela del siglo XXI (Fundación Telefónica) es el resultado de un viaje de dos años de Alfredo Hernando por 21 centros educativos, desde Barcelona a Bogotá o Nueva York. Tanto países industrializados del norte como naciones en desarrollo. En todos ha encontrado modelos a imitar.

Para Hernando, la mejora de la educación pasa por la mejora de las escuelas. Ese cambio nace de las experiencias, de la conversación, de los horarios, la evaluación, las metodologías… De las acciones cotidianas del día a día. “Podemos impulsar cambios sencillos basándonos en la investigación y en las experiencias de éxito”, sostiene en su investigación. Ha soñado además un país imaginario, Finlandia del Sur, que resumiría lo mejor de cada escuela. Una metáfora que alude a los dos países más avanzados, Finlandia y Corea del Sur.

Alfredo ha estado unos días en España dirigiendo un curso para profesores. Vive en Viena, por motivos familiares, pero la tecnología le permite trabajar a diario en España y venir con frecuencia. “Trabajo todo en España pero vivo en Austria”, explica en una entrevista con Actualidad Docente.

Se planteó el libro como un manual de transformación de las escuelas. Y le dio una forma que permitiera al lector una experiencia transmedia. “Que fuera un material que se pudiera leer desde cualquier capítulo”. No es una relación de 21 escuelas, sino una explicación en varios soportes de las experiencias y las metodologías de esos centros.

¿Por qué Finlandia del Sur?

Alfredo Hernando, autor de Viaje a la escuela del siglo XXI. (José Luis Roca)

Alfredo Hernando, autor de Viaje a la escuela del siglo XXI. (Foto: José Luis Roca)

“El enfoque de todo el libro es una defensa de la escuela en contra de sistema educativo. Porque el auténtico eje del cambio, la unidad de cambio del sistema, es la escuela. No tanto en Finlandia del Sur, sino en los centros. Finlandia y Corea representan las vanguardias, pero lo que he encontrado en sus escuelas está presente en muchos países. No son sistemas, sino escuelas. La idea de todo el viaje es que hay un movimiento global. Una primavera de la innovación educativa, que vivimos intensamente en España pero que es internacional”.

Según Hernando, todas estas escuelas tienen elementos en común que están dibujando otra forma de hacer escuela. No es “el modelo de Finlandia” o “el modelo de Canadá”, insiste. Porque hay una obsesión por trasladar estas experiencias a cualquier centro y no se trata de eso. En su periplo lo que ha encontrado son modelos que funcionan bien para determinadas situaciones. No se trata de decir “aquí también lo hago, así, sin más”.

Lo mismo pasa con la obsesión por los rankings internacionales. “Si medimos con las unidades de medición equivocadas, tenemos resultados equivocados. No puedo medir con kilos y pesar con metros. La medición de los resultados internacionales es correcta, pero equivocada para la transformación de los centros. ‘Mi colegio está Segovia, con unas características determinadas, ¿qué soluciones me aportas para que yo tenga éxito y mis alumnos completen la educación obligatoria con buenos resultados’?  Eso es lo importante. Soluciones concretas”.

¿Por qué esos 21 colegios?

Su libro puede parecer que es una lista de colegios, pero no es un ranking del 1 al 21. Son representativos, según el autor, por tres cosas:

-Tienen una historia de éxito documentada.

-Han vivido un camino de transformación que les ha hecho mejorar y ser pioneros en su proyecto.

-Que la experiencia de alguna manera fuera replicable

“Eso significa mucho por detrás: documentación, estructura de trabajo, material…”. No todas las escuelas lo tienen todo por escrito o, por ejemplo, invitan a otras a visitarles.

“Hoy mismo hablar de innovación es el día a día de los colegios, pero hace 15 años hubo unos primeros centros que lanzaron el mensaje. Había que ser valientes. El pensamiento de diseño (Design Thinking) nació en un colegio de La India”. El mapamundi de Hernando no se queda en el Norte. Muchas de las experiencias documentadas son ejemplos de éxito en situaciones muy complejas, como en África y América Latina.

También en España hay muy buenas prácticas que, para Hernando, merecerían más atención del Ministerio, las instituciones y las universidades. De hecho, la publicación de su libro renovó el interés mediático por las experiencias de colegios pioneros en España como el Padre Piquer, en Madrid, o el Montserrat en Barcelona. Muchas de las 21 escuelas organizan sus propios tours de bienvenida, como el Sidney Center of Learning o la Fundación Escuela Nueva.

El secreto de Finlandia y Corea

“El secreto es que no hay un secreto. El foco a nivel de cambio son las escuelas. Tengo que ver qué características tiene mi escuela, los recursos, mi alumnado… y que las administraciones pongan los medios”, defiende este psicólogo.

“La gran mayoría de decisiones que toma el sistema es para mantener el propio sistema, que está construido para la sostenibilidad del mismo”, explica.

En Corea del Sur están a la vanguardia en la integración de la tecnología. Aplicaron antes que nadie el mobile learning y el edificio digital. “Son mucho más hábiles para integrar lo digital en la escuela. En España estamos cosiendo mantas con restos de trapos y de ropa. Uno tiene una solución digital de un proveedor, de otro, de otro, y tenemos un edificio con ladrillos de diversos materiales. Hacen muy complejo el manejo. En Corea, en cambio, desde el primer momento miraron desde una óptica de ecosistema: familia, institución y alumno”.

Diez recomendaciones para un aula innovadora [Seguir leyendo]

Comparte.