ACTUALIDAD DOCENTE

Información y reflexión sobre educación.

  Una publicación de

El desarrollo curricular de la LOMLOE: borradores del Ministerio para Infantil y Primaria, y para la promoción y titulación

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Los currículos de Infantil y Primaria preparados por el Ministerio irrumpieron en pleno agosto y sobresaltaron a la comunidad docente durante su descanso, tras superar el primer curso en pandemia y poco antes de empezar a preparar el segundo. El Ministerio de Educación y FP remitió a las consejerías autonómicas del ramo los borradores de reales decretos de enseñanzas mínimas y les dio hasta la primera semana de septiembre para que envíen sus observaciones y aportaciones.

Puedes consultar aquí un resumen de las novedades curriculares que encierra el borrador para Primaria. Y aquí, las líneas principales del borrador para toda la Educación Infantil (desde 0 a 6 años). El enlace a los textos íntegros los encontrarás más abajo.

Las enseñanzas mínimas que recogen los borradores de reales decretos, una vez se aprueben, habrán de ser completados por las Administraciones autonómicas, responsables últimas del currículum en las aulas de cada territorio. Las enseñanzas mínimas fijadas en los reales decretos requerirán, con carácter general, el 60% de los horarios escolares y el 50% para las Comunidades Autónomas que tengan segunda lengua oficial. Por último, los centros docentes desarrollarán y completarán el currículo establecido por las Administraciones educativas.

Con todo, los nuevos currículos se implantarán para los cursos 1º, 3º y 5º de Primaria y para todo Infantil en el curso escolar 2022-23; para los cursos 2º, 4º y 6º de Primaria, en el curso 2023-24.

A continuación, para su consulta, enlazamos los textos íntegros del Ministerio que se difundieron en agosto. Entonces algunos puntos de dichos borradores figuraban incompletos («en elaboración»):

También analizamos el borrador con las condiciones para la promoción de curso y la obtención de títulos, enviado por el Ministerio a las CCAA en el mes de julio y aún pendiente de aprobación:

Y, de paso, recordamos los documentos marco que el Ministerio también envió a las CCAA a finales del curso pasado con la futura estructura curricular y con el perfil de salida del alumnado al finalizar la educación básica:

Recordamos también el análisis de la propuesta curricular que ya publicamos con las aportaciones del profesor de la UAM Javier M. Valle, uno de los expertos consultados por el Ministerio para su reforma curricular:

El principio rector del currículum es el «perfil de salida» al finalizar la educación básica y los aprendizajes esenciales que lo conforman. Esos aprendizajes han de garantizar unas «competencias específicas» a partir de unos «saberes básicos» –conocimientos, destrezas y actitudes– y de unos «criterios de evaluación».  Aunque el foco de los criterios de evaluación está puesto en los saberes, han de aplicarse teniendo en cuenta las competencias últimas que el sistema ha de garantizar en cada alumno al finalizar cada etapa.

Propuesta de estructura curricular para la elaboración de las enseñanzas mínimas.

Propuesta de estructura curricular para la elaboración de las enseñanzas mínimas.

Según el Ministerio, «la transversalidad es una condición inherente al perfil de salida». Los aprendizajes se han diseñado de tal modo que todas las áreas y materias contribuyen a la adquisición de todas las competencias, y «la adquisición de cada competencia contribuye a la adquisición de todas las demás».

En función del perfil de salida se han diseñado los reales decretos de enseñanzas mínimas.

Puedes consultar aquí nuestro resumen de las novedades curriculares que encierra el borrador para Primaria.

Y aquí, las líneas principales del borrador para toda la Educación Infantil (desde 0 a 6 años).

Novedades en Educación Primaria

Se estructura en tres ciclos de dos cursos cada uno. Ya no hay áreas troncales y específicas. Las áreas de enseñanza son siete: Matemáticas, Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural (que se podrá desdoblar en Ciencias de la Naturaleza y Ciencias Sociales), Lengua Castellana y Literatura y, si la hay, Lengua cooficial y Literatura), Educación Artística (que se podrá desdoblar en Educación Plástica y Visual, por una parte, y Música y Danza, por otra), Educación Física, Lengua Extranjera, Educación en Valores Cívicos y Éticos (en alguno de los cursos del tercer ciclo).

«Las Administraciones educativas podrán añadir una segunda lengua extranjera u otra lengua cooficial o un área de carácter transversal», señala el borrador. También la lengua de signos.

Y los centros podrán trabajar las áreas por ámbitos.

Entre los principios pedagógicos de la etapa encontramos  que «desde todas las áreas se promoverá la igualdad de género, la educación para la paz, la educación para el consumo responsable y el desarrollo sostenible y la educación para la salud, incluida la afectivo-sexual». También se apunta la realización de proyectos significativos para el alumnado, la resolución colaborativa de problemas, el intercambio de buenas prácticas entre docentes y entre centros, así como la colaboración de las familias.

En el apartado de Evaluación encontramos que «el profesorado evaluará tanto los aprendizajes del alumnado como los procesos de enseñanza y su propia práctica docente».

La repetición de curso, de carácter excepcional, podrá adoptarse una sola vez en toda la etapa y sólo cuando «las medidas ordinarias suficientes, adecuadas y personalizadas para atender el desfase curricular o las dificultades de aprendizaje» no hayan dado resultado.

«Se pondrá especial énfasis en la atención individualizada a los alumnos y alumnas, en la realización de diagnósticos precoces y en el establecimiento de mecanismos de apoyo y refuerzo para evitar la repetición escolar, particularmente en entornos socialmente desfavorecidos» señala el borrador, que incluso establece que «en dichos entornos las Administraciones educativas procederán a un ajuste de las ratios alumno/unidad como elemento favorecedor de estas estrategias pedagógicas».

En 4º de Primaria todos los centros realizarán una evaluación de diagnóstico de las competencias adquiridas por todo su alumnado, que será responsabilidad de cada Administración autonómica.

Y a partir del segundo ciclo, han de incorporarse, desde la tutoría, «elementos de orientación académica y profesional que incluyan, al menos, el progresivo descubrimiento de las profesiones y la generación de intereses vocacionales libres de estereotipos sexistas».

El currículum introduce una perspectiva de género explícita en la enseñanza, especialmente en el área Matemáticas a través de la nueva competencia socioemocional que persigue combatir los estereotipos de género y de talento innato respecto a las matemáticas.

El currículo establece que habrá que dar a conocer las contribuciones de las mujeres a las matemáticas y a las ciencias, así como dar reconocimiento a las mujeres escritoras.

En el área de Educación en Valores Cívicos y Éticos, a impartir en 5º o 6º de Primaria, se incluye (aunque con una mínima mención) la educación afectivo-sexual.

Para saber más sobre las competencias y saberes que han de garantizar las diferentes áreas en Primaria, pincha aquí.

Y para saber más sobre las competencias y saberes que ha de garantizar la Educación Infantil, pincha aquí.

 

Comparte.